Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Todo sobre tu Wah-Wah: 11 fichajes seguros Flipboard

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahwah.jpg


      Pedales de efectos, estudio y otros equipos

      Por Jander Taker.

      El Wah-Wah: ese gran pedal, que nos da ese sonido tan especial y expresivo, tan sencillo de manejar y tan difícil de dominar.
      El wah, como muchos sabréis, es un efecto que originariamente usaba un tal McCoy al tocar su trompeta, usando una sordina como elemento de expresión para "humanizar" más el sonido, dándole un toque distintivo, que se fue traspasando a otros instrumentos y por lo tanto a otros sonidos.

      Para pasarlo a las cuerdas, o más bien a la guitarra eléctrica dado que fue uno de los primeros efectos creados para este instrumento y el primero creado con intencionalidad -muchos fueron concebidos por la casualidad o por la pura experimentación-, se hizo bajo la forma de un pedal de expresión, que más o menos todos podemos reconocer y sobre todo desde que lo popularizase Jimi Hendrix en los 60.

      Por ello el wah, a medida que ha pasado el tiempo, aunque ha cambiado poco de aspecto en nociones generales, sí ha crecido en posibilidades sonoras, modernizándose, adaptándose, e incluso reinventándose. Como el autowah (un filtro de bajas frecuencias y LFO temporizable que repite el recorrido del efecto de forma cíclica), o adquiriendo añadidos como ganancia, variaciones del sonido, o incluso otros efectos tan dispares y extraños como phasers, delays o moans.

      Pero, ¿qué porras es un wah? Todos imaginamos muchas maneras de sonar con un wah, lo reconocemos, e incluso jugamos con la boca imitando el sonido, pero quizás a veces nos cuesta entender qué es.
      Sin querer ponernos muy técnicos, es básicamente un filtro cuya frecuencia central, generalmente los medios (o una parte de ellos, dependerá mucho del wah con el que tratemos) ,varían desde una frecuencia baja a una alta. Cuando pisamos el pedal, y por medio de un potenciómetro unido a él, recorremos el rango entre esas frecuencias, fluctuando en él, lo que le da una expresión muy cercana a la humana (ese sonido que imitamos con la boca de UUUAAAAAAAA - Nota del autor: se que habéis como mínimo sonreído al leerlo, pillines XD ). Cuanto más pisamos el pedal más ampliamos las frecuencias altas de la señal y recortamos los graves y, al tirar el pedal hacia atrás, todo lo contrario, quitamos agudos y traemos graves. Este juego, usado en la mayoría de wahs, varía según su naturaleza y/o controles, en la distancia de las frecuencias más graves y agudas -en otras palabras, su rango-, su percusividad, su frecuencia central, etc,

      Los wahs se suelen poner tradicionalmente ANTES de la ganancia, ya que es donde su sonido suena más natural y controlable, aunque no es descabellado ponerlo JUSTO DESPUÉS de la ganancia y antes de cualquier otro efecto, para conseguir un wah más dramático y filoso, aunque pierde cierta naturalidad y es algo más difícil de controlar. Este truquito del wah tras la ganancia tiene dos puntos adicionales que debo comentar. El primero, es que en el caso que uséis un fuzz, siempre pongáis el wah detrás, porque por la naturaleza del fuzz es como trabajan mejor. Y dos, si ya habéis cogido un wah de sonido más moderno, ponedlo siempre delante excepto con el fuzz, puesto que ya está diseñado para daros más agresividad y con un sonido más natural que usando el truquito de detrás de la ganancia.

      A partir de ahí el wah, debido a que es accionado a voluntad por el intérprete y no un efecto autoaplicado, se convierte en un modo de expresión del mismo guitarrista, aunque no es algo fácil coger el truco ni llegar a usarlo como un medio expresivo en sí mismo, requiriendo aprendizaje y dedicación. Muchos lo usan como un barrido de frecuencias para "modular" el solo, o como método para dar énfasis en ciertas notas al tocar.... Otra manera, muy clásica del funky, es usarlo combinándolo con el palm mute y las frecuencias bajas, consiguiendo un sonido muy percusivo ( el famoso sonido funky-soul de la película "Shaft" )..... Aunque los más rockeros y metaleros lo verán como un método de expresión viva en solos y riffs ( llegando a extremos de abuso del wah, como el solista Kirk Hammet de Metallica ).
      Como sea, para usos un millón, y cada uno le da su propio toque. Ahora, para ello, quizás debamos estudiar un poco los wahs del mercado, probarlos, o incluso como algunos han hecho, modificarlos para tener su wah más personal.

      A continuación, os he dispuesto una lista de 11 pedales wah modernos que considero, a título personal y tratando de aplicar un criterio lo más objetivo posible, los wahs más recomendados. Todos los que veréis aquí os pueden servir como referencia para encontrar el vuestro, o al menos una orientación. Evidentemente, hay muchos otros, tantos como gustos.

      Comenzamos? Uaaaaka-uaka-uaka.....






      1.- Ibanez WH10

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahibanez.jpg

      El original de este pedal (sacado en Japón en los 90, por lo que es uno de los pedales más antiguos de esta lista) es un pedal caro por EBAY y sitios de segunda mano, aunque la segunda tanda, la v2, está comercializada a un precio bastante asequible ( entre 90 y 105 euros ). Aunque se habla de versiones por colores, personalmente me decantaría por recomendar encarecidamente la versión 2, ya que la versión 1 tiene una base de metal pero un pedal de plástico duro que, aunque aligeraba el conjunto, también lo hacía delicado a los que "pisaran fuerte"; en cambio la V2 es totalmente de metal por lo que es, ya por solidez, más recomendable.
      Éste pedal es sencillo, pero muy recomendable: vinculado mucho al sonido funk y especialmente al sonido de RHCP y John Frusciante, tiene doble salida, una con el efecto y otra con el sonido "limpio" -algo bastante inusual en un wah-, un selector de sonido para guitarra y bajo, y un control de depth.
      En realidad el selector lo que va es a indicar al wah el rango con el que vamos a jugar ( guitarra: agudos, 350Hz-2,2KHz // bajo: graves, 175 Hz - 1,1KHz ), pero son totalmente intercambiables a nivel de uso de instrumentos.
      La gracia está en su control de Depth, que determina el grado de incidencia del efecto: cuanto más depth le pongamos más dramático será, por lo que podemos ajustar muy bien cómo queremos que sea nuestro wah. Pero no acaba aquí la cosa: a partir de la mitad del recorrido, el control de depth añade un pequeño boost.... Y ésto, que puede parecer problemático, sin embargo forma parte del encanto del pedal -total, es controlable-, y con el boost y las válvulas se genera un sonido wah muy particular. Cabe decir que puede sonar algo dramático, pero no por ello desagradable, y muy chillón si además está en modo guitarra. Es un pedal muy cremoso que gusta.

      Defectos: diré que el pulsador para activar el pedal es especialmente durillo, por lo que hay que pisar con ganas.... Aquí los que pisáis fuerte, seguro que ni lo notáis.







      2.- WD7 Ibanez Weeping Demon

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahdemon.jpg

      Otro Ibanez, de la famosa serie 7 Tonelok, la tanda de carcasa de plastico duro. Por un precio de primera mano de entre 100 y 120 euros, tienes uno de los wahs más configurables que se han hecho pero, aunque se puede obtener sonidos como el de un Morley Bad Horsie o un Crybaby, tiene su propio carácter, y podríamos considerarlo un wah de corte más moderno. Comparte con su hermano WH10 el control de selector guitarra/bajo, que funciona idéntico; además, posee un control de level, y dos para establecer el rango que te interese (low para determinar el punto de graves y hi para lo mismo con los agudos). Ojo con el level, porque a partir de cierto punto nos da un boost que, si ponemos el wah con muchos agudos, preparaos para recibir latigazos.... Así que requiere recordar que este pedal tiene mucho recorrido.
      Otra particularidad sería una palanca que tiene para seleccionar entre dos modos: uno sería el clásico modo de usar cualquier wah; el otro permite, cuando quites el pie, que el pedal automáticamente vuelva a su posición inicial de OFF. Aparte de ello, puedes regular la altura del pedal, así como dos mini potes para controlar un pequeño delay incluido....

      Defectos:
      ¿Pegas? es bastante voluminoso -aunque la versión mini y simplificada no tuvo mucho éxito y fue retirada del mercado al poco de salir, por algo será-; por otro lado, el estar montado con algunas partes de plástico no lo hacen un pedal muy resistente. Aunque para mi el peor defecto es que engulle pilas, así que ¡¡si lo vais a usar olvidaros de las pilas!!






      3.- MXR CAE MC 404

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahmxr.jpg

      Por un coste de alrededor de 180 euros (aproximadamente), tenemos el único wah que nos ha brindado MXR en su historia. Inspirado en los Crybaby, el 404 nos da la posibilidad de adaptarse rápidamente a lo que necesitamos a través de un selector que nos permitirá elegir el fasel con el que trabajaremos; estos fasels son los archiconocidos amarillo y rojo, por lo que podemos oscilar entre uno menos dramático y vintage, y el moderno y chillón. Adicionalmente, ambos fasels comparten una salida de bajo ruido -algo que se agradece mucho-,así como un boost incorporado y regulable, genial si quieres realzar tu sonido sobre los demás, o darle un toque más enérgico. Como extra un control Q localizable cuando abres el pedal. Personalmente, es un gozo usarlo sobre un canal mínimamente saturado. Ah, y true bypass.

      Defectos:
      ¿Alguna pega? Si, que es muy versátil y te enamorará, pero si buscas algo fuera del sonido "crybaby", no te llamará.






      4.- VOX Big Bad Wah


      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahbigbad.jpg
      Si bien VOX es famosa por un wah más sutil y más de corte vintage, con sus 845 y 847, yo me voy a liar la manta a la cabeza, y voy a hablaros del Big Bad Wah. Si, reconozco que me gusta el rollo Satriani, pero no es porque sea un signature que lo he puesto en esta lista -de hecho, muchos los desaconsejo si no se lo merecen-. Si está es porque es un wah que para los que busquen versatilidad sin complicaciones es un pedal a considerar. El Big Bad es básicamente dos pedales en uno, siendo el primer modo un 847 común, de corto recorrido, muy vintage y más oscurito que un crybaby. En cambio, el wah2 es de corte moderno, y posee varias funciones para amoldarlo a tu gusto, pudiendo cambiar de un wah al otro de un solo pisotón de switch. También puedes seleccionar el inductor, para cambiar de sonido británico a americano, y con el control Voice seleccionar entre un sonido más brillante o un sonido más oscuro y vocal -el rollo de Satch en sus últimos trabajos-. Finalmente, un control de Drive nos permite dar un poco de punch más añadiendo boost.

      Defectos: primero, que no es truebypass y, aunque no afecta demasiado, si diré que según que modo recorta un poco los graves y sólo en el modo oscuro del control Voice esto no pasa. Si os vais a centrar en sonidos medios y agudos, no temáis a este pedal. Otro detalle, éste pedal en modo wah2, puede llegar a meter bastante boost, por lo que o bien tocáis con distorsiones medias y ya contempláis que el wah será vuestro boost en los solos, o poned una puerta de ruido - muy recomendable -.







      5.- Fulltone Clyde Mc Coy Wah Deluxe

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahclyde.jpg

      Aquí tenemos al famoso Fulltone deluxe, con su selector de 3 posiciones para obtener tres lineas de sonido wah, desde el más vintage a un sonido más cercano a un rollo moderno, y un selector de señal para controlar cómo queremos que trabaje. True bypass, solido, de gran recorrido, y es el único que puedes configurar un buffer para adaptarlo a trabajar lo mejor posible con un fuzz. Sus tres posiciones te dan un sonido más bien grave (suena más a la vocal "O" que a la "A", para que me entendáis, más que wuaaawuawua suena mas bien wuoooowuouowuooo). El modo Jimmy es el más abierto y medioso, mientras que el shaft es bastante agudo pero para funk y cosas percusivas está muy bien.
      Oculto, como en otros wahs que hemos visto, hay un trimmer para controlar la resonancia.

      Defectos: ¿defectos dices? muchos pensaréis. Y es que no es un pedal que, a pesar de su versatilidad, sirva para sonidos con mucha ganancia. De hecho, alguno de sus modos con mucha distorsión añaden algo de ganancia extra, sobretodo si también van acompañadas de pastillas con mucha salida o output. En esas circunstancias, los agudos se vuelven más incisivos... Pero es que este wah no es para ponerse a tocar Metallica, o Archenemy: pero de rock para abajo, es crema.







      6,7 y 8.- Dunlop 535Q, Zakk Wylde y Dimebag Wah from Hell

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wah535.jpgHolaaa... otro nuevo por aqui...-wahhell.jpgHolaaa... otro nuevo por aqui...-wahzakk.jpg

      Mientras estaba haciendo el artículo, me he decido a comentar estos tres wahs juntos, de la casa Dunlop. Generalmente, Dunlop tiene variedad de wahs. Muchos son variantes con añadidos y muchos otros son signature de algún guitarrista (cosa que les dispara el precio).
      Dunlop tiene un sonido particular, cargado de medios (y agudos), que hace a sus pedales mucho más aptos para sonidos modernos o dramáticos que para buscar un sonido más orgánico y sutil, más vintage. No mencionaremos el tema truebypass con ellos, porque ése es un tema que arrastran sobre todo los más clásicos y sencillos, pero que afecta a éstos también.
      ¿Qué tienen éstos tres, siendo dos de ellos signatures?. Básicamente, vamos a partir que los tres tienen de base ese sonido "crybaby" tan particular.
      El primero, el 535Q, es un wah que debería ser considerado, a mi criterio, el estándar de Dunlop. Es muy, muy versátil, y fácil de trabajar con él. Su recorrido es mayor que el del típico GCB95 -no mucho más-, y tres controles básicos: uno para ganancia extra -ojo que incrementa el sustain-, un control Q, y un selector de 6 posiciones para elegir el rango de wah a tu gusto.

      Defectos: Muy versátil pero cuidado porque, como muchos Dunlop, en algunos puntos del recorrido, según como pongas el control Q en este caso, mete algo de ruido, así que ojo si se usa combinado con el boost. Me gusta, pero me mata perder graves.



      El Wylde es un poco contrario al anterior; más sencillo, esconde un sonido muy moderno, que será muy adaptable a cualquier estilo que requiera mucha distorsión y sin enguarrar el sonido en el proceso, aún a pesar que en limpios ya se nota que lleva un boost de serie que le otorga un color y una garra que no es fácil de ver en otros. Más respetuoso con los graves, sobretodo tiene bien focalizados los medio-graves,
      Como veis, es un caso atípico dentro de los Dunlop, que se ensucian en cuanto le metes mucha ganancia al asunto, cambiando de tono y volumen drásticamente al activar o desactivar el pedal..... Eso si, olvidaros de sonidos vintage ni cosas de esas. Éste es un pedal no apto para cobardes. Viene con una llave para adaptar la dureza del pedal.

      Defecto: Es un sonido muy muy singular, muy Zakk Wylde, así que lo podemos catalogar como un poco restrictivo. Es un pedal para rockear.



      Hemos visto el "standar", y el caso inusual.... Vamos al más configurable: el Wah from Hell. En este caso, sería un cruce entre los dos anteriores, siendo más apto para la alta ganancia que el 535q, aunque olvidaros de usarlo tras una ganancia, aunque sea un fuzz, y con pastillas singles.... Literalmente, es una maquina de ruidos. De corte muy moderno, tiene control de ganancia -mucho mayor que el 535Q-, seis posiciones de barrido, control Q, ... Quizás lo que más me agrade es que las seis posiciones tienen más recorrido y más graves, algo que le da más cercanía a ese Wylde, aunque posee un barrido mayor que éste - y mucho ojo con esto, porque puede quedar algo muy dramático y chillón, más con ese boost de hasta 17db que tiene querencia a sonar más agudo cuanto más le pones-.
      Como rareza, no sólo el color es llamativo, si no la superficie del pedal de expresión, que es como lija en lugar de goma. Da la sensación que con un uso continuado, se desgastará y perderá algo de agarre.

      Defectos: Ruidoso aunque muy versátil.... Pero requiere pasarte tu rato encontrándole el punto que buscas. El boost se vuelve más chillón y agudo cuanta más cera le des, y a título personal, sus 200 euros se me antojan muy caros, por lo que no puedes evitar pensar que te están clavando de más. Pero si buscas versatilidad y gemidos infernales y dramáticos...







      9.- Rocktron Black Cat Moan

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahmoan.jpg

      Hace no mucho hablamos en el chat de editores de GuitarBEND y el genial Diego (Gene Ammott), soltó una frase para enmarcar: "Es curioso, pero Rocktron ha sacado grandes pedales, pero no han tenido el impacto de otros". La verdad es que Rocktron es una marca que no ha tenido la estrella de otras, pero no dudéis que sabe parir buenos pedales. Uno de esos pedales, es este Black Cat Moan. Desciende directamente del TriWah, con el que comparte varios controles, aunque si bien tiene algunos detalles corregidos sutilmente.
      Lo primero que hay que decir es que es limpio, muy limpio, le metas ganancia al ampli o no, le metas chicha a su boost o no. Respeta los graves mejor que la mayoría de wahs, por lo que se hace excelente para usarlo tanto con guitarras como con bajos. Su selector de tres posiciones nos da desde un sonido más clásico a uno más moderno y abierto, y uno para trabajar con los graves, más apto para usar con el bajo o guitarras de más de seis cuerdas. También es óptimo si deseas un wah oscuro. Cada uno muy bien definido, con su propio regusto -no intenta imitar a un Dunlop ni a un Morley-.
      Su boost es más bien medioso, pero no es chillón, por lo que si buscabas una alternativa a otros, aquí lo tienes.
      Quizás su punto especial es su función Moan, que la puedes disponer mezclada con el modo normal, o con la señal del Moan totalmente. ¿Qué es el Moan?, es difícil de explicar: es como un plus de ganancia, con modulación añadida al wah; no es muy apto para usar para sonido limpios, pero es terriblemente llamativo y muy personalizable, cargando la señal de armónicos.
      Quizás sea un wah que parece raruno en relación al clásico Dunlop, pero te da a un precio más rentable que muchos de los de la lista un trabajo alternativo, y la posibilidad de modular la señal... Personalmente, muy recomendable para los que buscan algo fuera de lo normal.

      Defectos: Su diferenciación es a la vez su defecto, dado que es un pedal de wah raro con respecto al resto, todos más clásicos. Los metaleros que trabajen sonidos pesados lo adorarán... El señor Ammott de Archenemy lo usa y podeis dar fe de lo bien que suena.







      10.- T-Rex Gull/Shaft

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahgull.jpg

      Hace ya unos años, los daneses T-Rex sacaron un pedal en formato De Luxe, su primer wah, llamado Gull, de un plateado con detalles rojos. Caro, pero llamativamente interesante. Años después, sacaron la versión "normal", que es básicamente la misma, casi a mitad de precio, de colores oscuros pero con las mismas prestaciones.
      Comenzamos con tres posibilidades, un wah vintage muy agradable y regordete, un segundo wah "clásico", más filoso pero centrado en los medios, y una rareza, que es un yoy-yoy. Un yoy-yoy es un wah muy centrado en los medios, con un filtro dual que le da enorme profundidad, pero también un sonido muy humano, cercano a la voz clásica de color, profunda y resonante, como un moan muy suave y profundo.
      Vamos a añadir a esa rareza, la posibilidad de ser muy limpio y silencioso ante la ausencia de problemas mecánicos, que puedes ajustar el rango del pedal con el control Slope y añadir un suave overdrive en todas las funciones. Y sumad un control de hotspot, que os permite cambiar entre dos tipos de respuesta del pedal, no solo alterándole el sonido, si no haciéndolo más respetuoso con otros pedales si tras él van más pedales -o si lo envías al amplificador-, y con el sonido buscado.

      Defectos: Si buscáis un wah muy percusivo, descartadlo de calle, porque es muy muy cálido y cremoso, quiere ser lo más orgánico posible -los solos con el gull/shafter son deliciosos-, y aunque no lo parezca, no es un pedal para estilos sesenteros, porque aunque respeta mucho el sonido, es un wah con carácter que busca ser versátil, responde enormemente bien con medias y bajas ganancias. Ello lo hace poco adecuado para estilos limpios, pero debido a su personalidad tan marcada, mejor probarlo antes.







      11.- Morley Mark Tremonti Wah

      Holaaa... otro nuevo por aqui...-wahtremonti.jpg

      Por último, un representante de los wah Morley, la gran competencia de Dunlop que en los últimos años, y aún a pesar de tener wahs tan legendarios como el Bad Horsie, pedal signature de Steve Vai durante muchos años, y ser de los primeros en usar wahs ópticos, han ido perdiendo terreno. Como muchos wah, es un wah para usar y olvidarse, ya que se activa y desactiva sólo cuando lo usas ( con lo que puede implicar esto a la hora de perder cierta versatibilidad de los usos de un wah ). El tremonti es para los que desean no complicarse la vida, es un wah fácil de usar, de buen recorrido, de corte moderno, y con un boost de hasta 20 db extra (para mi demasiado) y cargado de medios y armónicos, y que a partir de un tercio de su recorrido altera totalmente el tono del wah, de un híbrido entre clásico y moderno, a uno totalmente moderno y muy agresivo. Aún así, responde bien delante de amplificadores de alta ganancia, pero entonces hay que renunciar a parte de su señal de boost, a menos que busquemos añadir un poco de "ruido" a los momentos de expresión.

      Defectos: a la hora de solear y hacer barridos no podréis alterar el sonido dejando el pedal medio abierto, o juegos similares, dado que se desactiva. Pero si no os queréis complicar la vida, y sólo lo queréis para hacer un solo a lo Kirk Hammett sin luego agobiaros por si lo habéis desactivado o no, es una buena opción.



      Espero que os haya gustado la selección y os invito a opinar, preguntar, ponerme verde, etc.

      Nos vemos en GuitarBEND!!!

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©