Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Teoria modal: El modo dórico al completo Flipboard

      Artículo: Eddie Van Halen donó 75 guitarras a las escuelas públicas de Los Ángeles-teoria_modal_modo_dorico.jpg

      Modos Griegos

      Por Manuel Belial Báez.

      Las aplicaciones de los modos son diversas y están muy extendidas, pero hoy vamos a centrarnos en un modo concreto que ha sido utilizado con asiduidad en la música moderna, el modo dórico. Estudiaremos su armonía, las características principales y trataremos de hacer un análisis completo que os haga entender este modo desde varias perspectivas.

      El modo dórico puede encontrarse en estilos tan variados como el blues (de hecho existe un "blues dórico", basado en esta armonía, y también puede usarse sobre diversos grados de un blues menor e incluso de un blues mayor), el jazz (de hecho es uno de los principales modos menores, con mayor importancia que el eólico) el hard rock y el rock instrumental (Satriani, Vai, Dokken, el rock de los 80), el metal (Megadeth) el progresivo...
      También es un sonido asociado a la música latina y a un guitarrista concreto, Carlos Santana, por su uso más comercial y melódico, que tuvo un gran alcance y difusión.

      Comenzaremos recordando que el dórico es un modo menor que se diferencia del modo eólico (que a su vez es la escala menor natural) por la presencia de un intervalo de 6 mayor sobre la tónica. Esta característica hace que el modo tenga un sonido menos melancólico que otras escalas menores. Además, la 6 tiene un cierto carácter tímbrico de "sustitución" de la 3, por lo que la combinación entre la 3 menor y la 6 mayor permite obtener un timbre casi optimista en una escala menor.
      Por supuesto, el modo sigue siendo menor, porque la 3b define el modo/escala como menor, pero permite un juego muy interesante y armonías paralelas y diferentes que se han convertido en auténtica referencia, primando por encima de la escala menor natural en muchos estilos. Por eso es interesante ver las diferencias que existen entre modos "cercanos" armónicamente hablando, especialmente, cuando hablamos de modos con intervalos muy similares.



      Diferencias entre el dórico y el menor natural o eólico

      Pasamos a poner dos fórmulas interválicas diferentes, para que comparéis el modo dórico y el eólico (menor natural) y podéis apreciar mejor la escasa diferencia entre ambos. De hecho, a nivel de visualización en el mástil conocer el intervalo cambiante (6 frente a 6b) ya nos permitiría entender qué nota da el timbre dórico.


      • Eólico: T 2 3b 4 5 6b 7b Ej en D eólico: D E F G A Bb C
      • Dórico: T 2 3b 4 5 6 7b Ej en D dórico: D E F G A B C


      Si lo pensamos desde una teoría modal clásica, como en este artículo, situaremos el dórico como el II grado de una escala mayor dada. Por ejemplo, sobre la escala de C Mayor natural, el dórico se construye sobre el acorde IIm7, es decir, de nuevo Dm7. Sus notas serían las mismas que las de la escala de CM, pero desplazaríamos la tónica a D. Es decir:


      • CM: C D E F G A B ( 1 2 3 4 5 6 7 )
      • D dórico: D E F G A B C ( 1 2 3b 4 5 6 7b)


      En este caso, las notas son exáctamente las mismas, pero los intervalos varían mucho más. El acorde tampoco es el mismo (CM frente a Dm), una escala es mayor y la otra menor... Para comprender un modo siempre es interesante pensar en las características propias del modo. Es evidente que cuantas más formas tengamos de verlo, mejor lo localizaremos y entenderemos, por lo que recomiendo estudiar primero el eólico en una tonalidad, luego el arpegio o acorde característico (en este caso, Dm7) y, por último, el modo, haciendo especial hincapié en el intervalo que varía y localizándolo para aprovechar su sonido.

      Por supuesto, el acorde o arpegio principal que se formaría sobre este modo, que además nos permite conocer las notas de resolución tonal (sobre el acorde de tónica), sería un acorde menor o un menor 7, al igual que sucedería con un modo menor.


      • Acorde m7: 1 3b 5 7b
      • Ejemplo en Dm: D F A C


      Si os fijáis, el acorde cuadra a la perfección tanto en el modo eólico como en el dórico. Es, por tanto, un acorde diatónico, cuyas notas entran perfectamente, y lo es en ambas tonalidades. Otro motivo más para ser capaces de entender qué diferencia a ambos modos, para así hacerlos sonar mejor.



      Armonía característica y armonización

      La armonía de un modo, igual que en cualquier otra escala, permite saber qué acordes son característicos del modo y qué posición ocupan en el mismo. El modo o sistema más "clásico" consiste en ver las notas del modo en una determinada tonalidad y ver qué acordes de tríada y tétrada (acordes con séptima) se forman sobre cada intervalo. Si tenemos 7 notas en un modo, construiríamos un acorde o grado sobre cada una de las notas, numerándolas desde la tónica, I grado, hasta la última nota de la escala, que formaría el VII grado.

      Si sabemos que el dórico tiene la fórmula 1 2 3b 4 5 6 7b y la aplicamos sobre D nos sale, como vimos antes, D E F G A B C.
      Sobre cada una de esas notas podríamos construir un acorde, y descubriríamos que, en diferentes tonalidades (D dórico, A dórico) obtendríamos los mismos tipos de acordes con diferentes tónicas en cada uno de los puestos ( I II III IV...). El I siempre será Im7, el II siempre será un IIm7, el III siempre será un IVMaj7....

      A su vez, si lo entendemos como un modo derivado de la escala mayor, es el modo formado sobre el II grado. Es decir, sobre C Mayor sería el modo que parte de Dm, su II grado. Así, tendríamos las notas de la escala de C mayor ( C D E F G A B ), partiendo de la nota D (D E F G A B C) y con el acorde Dm o Dm7 como acorde base. Como véis, el resultado es el mismo.

      En cualquiera de las dos formas (desde una fórmula interválica o partiendo de una escala mayor) obtendremos la misma secuencia de acordes o armonización del modo dórico:


      • Im7 - IIm7 - IIIMaj7 - IV7 - Vm7 - VIm7b5 - VIIMaj7


      Si lo pensamos, no hemos hecho más que desplazar la armonía de una escala mayor cualquiera (IM7 - IIm7 - IIIm7 - IVM7 - V7 - VIm7 VIIm7b5) haciendo que el que antes era el II grado pase a ser el I, que el que era el III pase a ser el II etc. Este sería el mismo resultado si hubiéramos cogido la fórmula del dórico (1 - 2 - 3b - 4 - 5 - 6 - 7b) sobre cualquier tonalidad, pues las distancias interválicas entre la tónica y las sucesivas notas determinan la armonización de cualquier modo o escala.


      Tensiones y características

      Dado que el acorde formado por el modo no es un acorde con tensiones relevantes, sino que es estable (Im7 o Im, en nuestro ejemplo Dm7) las tensiones del dórico se encuentran fuera del acorde, aunque existe una tensión difícil de ver que afecta no sólo al modo, sino a la configuración de cualquier acorde con el que usemos esa tensión.
      Entendamos pues que las tensiones principales pueden ser la 9, 11 o 13. Recordamos también que estos intervalos vienen a representar la 2, 4 o 6, pero con un nombre diferente, en la música moderna nos referimos a las tensiones sobre un acorde como 9-11-13 y no como 2-4-6.
      La teoría modal permite representar los modos como una escala que está formada por un acorde base (nuestro famoso Im7 o Dm7) la que se añaden una serie de tensiones que podemos o no utilizar.
      Vamos a hacer un esquema que lo explique mejor, primero con los intervalos "normales", luego escritos como tensiones y por último traducidos a notas en la tonalidad de D dórico.

      • Acorde: 1 3b 5 7b
      • Tensiones: 2 4 6


      • Acorde: 1 3b 5 7b
      • Tensiones: 9 11 13


      • Acorde: D F A C
      • Tensiones: E G B


      En este caso tenemos 3 tensiones posibles, la 9, la 11 y la 13. Para saber qué tensiones "puedes" utilizar en un modo o, mejor dicho, sobre qué tensiones puedes resolver (es decir, dejar una nota parada) en el acorde de un modo, sólo tienes que usar una regla armónica sencilla (salvo excepciones): la tensión tiene que tener más de 1 semitono de distancia respecto a la nota precedente. Es decir, la 9 tiene que estar a más de un semitono de la tónica, la 11 a más de un semitono de la 4 y la 13 a más de un semitono de la 5.
      Esto es un tanto reduccionista, pero funciona. Si bien en este caso todas las tensiones están a 1 tono de la nota precedente (E-D / G-F / B-A) y en el dórico siempre será así (es decir, podrías resolver en todas las tensiones) en el caso de haber notas que queden a un semitono no pasa nada, simplemente tienes que escoger cuándo usarla y cuando no. Depende del estilo, de la impresión que quieras dar (más o menos estable) y de otras variables, pero esta norma te sirve para saber que... ¡sería una nota con la que tendrías que tener cuidado!

      Precisamente la nota característica del dórico es esa tensión, la 13, que le permite diferenciarse del eólico. Es el intervalo que hace que el dórico suene a dórico, que le insufla vida armónica propia. Pero a su vez es una tensión mucho más fuerte de lo que parece, y que hace que el dórico pueda llegar a sonar como un mixolidio, un modo dominante (con más tensión estructural que el dórico).

      Esto pertenece a los terrenos más avanzados de la armonía, pero seguro que te suena. Existe un intervalo llamado tritono (3 tonos de distancia entre sus notas) que genera una especial tensión en la armonía. Este intervalo es el responsable de las escalas y arpegios disminuídos, de los acordes dominante o de séptimas, etc. El intervalo en sí es una 5b (5 disminuída) o una 4# (4 aumentada).

      Pensemos de nuevo en las notas de un D dórico. D E F... vale, paremos. Quédate con ese F. Sigamos ahora. D E F G A B... vale, paremos de nuevo. Piensa en esa nota, esa 13 o 6 característica del dórico, que en lugar de ser Bb (D eólico) se convierte en B (D dórico). Ahora piensa en la nota anterior, F. Tenemos F y B. Juntas forman un intervalo de... tritono. En concreto, una 4#.

      Pues bien, resulta que esa combinación de notas, ese intervalo de 4# que se forma entre la 3b y la 6 del dórico, es la misma que hay entre la 3 y la 7b de un acorde dominante. El tritono, llamado "diabolus in musica" por las teorías clásicas (por su oscuridad característica) es la tensión más fuerte que podemos tener, y por lo tanto, el dórico sí que tiene una tensión a controlar, y es la que forman esa 3b y esa 6.

      Por ejemplo, si hacemos un arpegio o acorde Dm13 (1 3b 5 7b 13) en la escala de C mayor estaremos haciendo un acorde típicamente dórico, pero también estaremos transformando un acorde subdominante (IIm7) en un acorde dominante que resuelve sobre el acorde de CM (IIm13 con el mismo tritono de G7).
      Es decir, hemos cambiado directamente la armonía del acorde característico del dórico y lo hemos convertido en un gran sustituto para un dominante.

      Esto mismo ocurriría con la propia escala dórica. Si soleando incidimos sobre esa 13, nota característica, encontrándonos sobre el acorde de tónica del dórico, estaremos generando una tensión que establece precisamente ese sonido dórico, y que explica, por su cercanía al mixolidio en cuanto a la tensión tritónica, por qué el dórico suena tan bien y es tan agradable cuando tocamos rock o hard rock. Ahí tienes el motivo por el cual el dórico suena "rockero" y casi optimista, como el mixolidio, a pesar de tratarse de un modo menor. Una 6 mayor y un tritono que comparte con el modo mixolidio. Un sonido cercano al dominante.



      Modo relativo y otros recursos

      ¿Qué es un modo relativo? Es un modo que dista una tercera menor en ascendente o descendente del modo en el que estamos y que tiene las mismas notas que este.
      Los modos relativos son compatibles. Podemos tocar un modo sobre otro sin ningún problema siempre que sea relativo, y lo mismo con las pentatónicas características del modo.

      Siendo el dórico un modo menor, tenemos un modo relativo mayor con el que comparte armadura (notas). En este caso, si pensamos en ese D dórico, y ascendemos un tono y medio tenemos la nota F.
      Mientras que el dórico parte del II de CM, F sería el IV de la misma escala de CM, el llamado modo Lidio. Por lo tanto, el modo relativo del dórico, el que podemos utilizar para sustituirlo, es el Lidio, y a su vez un dórico que esté un tono y medio en descendente de un lidio (en este caso, F lidio y D dórico como sustituto) puede usarse para sustituirlo. Funciona de forma recíproca.
      Por tanto, en cualquier tema que esté en D dórico podríamos a su vez tocar con la escala de F lidia, su arpegio, sus tensiones... y lograríamos variar el sonido.

      En cuanto a pentatónicas, la pentatónica menor coincide en armadura con el dórico:

      • Pentatónica menor: 1 3b 4 5 7b
      • Dórico: 1 2 3b 4 5 6 7b


      Es decir, la pentatónica menor es aplicable al dórico. Sobre un D dórico, podríamos utilizar la pentatónica menor de D, así como también podríamos utilizar la Escala de blues de D siempre que entendiéramos que la nota de blues es un añadido, un adorno, no una nota de resolución.

      Por último, tenemos también otra aplicación, la pentatónica modal dórica, que tiene la fórmula 1 2 3b 5 6 y que utilizan guitarristas como Marty Friedman o Stephan Forté en Megadeth y Adagio.
      Esta fórmula deriva de las pentatónicas modales. Piensa en la pentatónica mayor (1 2 3 5 6) y aplícala al dórico. Cambia la 3 por 3b y voilá.
      Ahora bien, esta escala no se llama pentatónica dórica únicamente. Tal vez la conozcas como Escala Kumoi, y precisamente suena dórica porque tiene una 3b y una 6, como el modo dórico. Por eso es la pentatónica perfecta para sonar a dórico, aunque tiene un claro sonido oriental.

      Resumiendo, sobre un dórico puedes utilizar una escala lidia, una pentatónica menor, una escala de blues, y una escala kumoi. Casi nada. Espero que disfrutéis!

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©