Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Improvisar... es un viaje de ida Flipboard

      Fran Alonso - Young Heart (Maqueta 1996)-improvisar_jesus_amaya2.jpg

      Lecciones de Guitarra Fusión


      Por Jesús Amaya.

      Hola Gente Linda.
      Lo de hoy podría llamarse tranquilamente: "¿Improvisar? ¿Para qué? Parte II" o también: "El lado B de la Improvisación"...
      ... pero como habrán notado en mi publicación anterior, nunca llegué a explicar elementos técnicos, melódicos, armónicos ni rítmicos acerca de cómo abordar la improvisación. ¿Y saben una cosa? ¡HOY TAMPOCO! Pero no cambien de canal y traten de seguirme.


      Cierren los ojos e imagínense ese recorrido que hacen todos los días hasta su trabajo, a la casa de su amor, a la escuela, o hasta la placita donde siempre se encuentran con sus amigos.
      ¿Vamos bien? Seguro que sí. ¿Necesitamos un mapa, plano o GPS para llegar? Seguramente que no.
      Bueno, sigan con los ojos cerrados, pero ahora les propongo que vengan a visitarme hasta mi casa. ¿Es lo mismo? Ya su plano mental en la cabeza se dibujó de otra manera, ¿o no?.
      A eso quiero llegar, que la improvisación, tanto en la vida como en cualquier tipo de arte, es como un viaje... En realidad no es como un viaje... ¡ES UN VIAJE! .
      Cada calle que crucen será nueva, cada esquina será un nuevo desafío: ¿doblo a la derecha, a la izquierda, sigo derecho, me vuelvo, bajo al subte, subo al edificio o me quedo parado aquí hasta que llegue quién estoy esperando? .

      Si lo vemos así, antes de hacer un nuevo paso ya tenemos nada más y nada menos que siete opciones, ¿me siguen?.

      También podemos hacerle al mozo del bar que está barriendo la vereda alguna de estas preguntas:
      • ¿Lindo día no?
      • ¿Están por cerrar?
      • ¿A cuánto el café doble cargado?
      • ¿Usted nunca responde cuando le hablan?
      • ¿Cual fue la mejor propina que le dejaron?
      • ¿El baño es el final del pasillo?
      • ¿A que hora juegan el Real Madrid con el Barcelona?


      Quizás de las 7 preguntas que le hicimos, solo nos responda la última por cansancio.
      Y ahora bien, ¿cómo voy al Camp Nou? ¿En taxi, en autobús, en mi auto, en el de ese amigo que sigo esperando, caminando, corriendo, en bicicleta? como verán otras 7 opciones.

      Supongamos que ya estamos en el estadio y siempre un amplio abanico de posibilidades: ¿me quedo parado, detrás de un arco, en la platea alta, en la baja, en la tribuna local, en la de visitante o en un palco? Cité 7 opciones, ¡pero pueden ser muchas más también!

      Como cuando abrimos una pestañita o ventana de un programa X que te lleva hacia la derecha o izquierda, a otra ventana que a la vez tiene más ventanitas, y quizás terminas al final de la pantalla a la derecha... o a la izquierda, encontrando la opción que buscabas o no.

      Volvamos a esa calle que les dije en un comienzo. ¿Y si imaginamos que no tenemos más que dos opciones, seguir o volver? ¿no sería más simple la vida? Solo adelante o atrás... como muchas cosas del planeta: blanco-negro, unos-ceros, si-no, arriba-abajo, derecho-izquierdo, adelante-atrás, triste-alegre, Barcelona-Real Madrid, escala-arpegio, mayor-menor, sostenido-bemol, masculino-femenino, Ying-Yang, positivo-negativo, verdad-mentira, aumentado-disminuido- modal-tonal, vivo-muerto, agua-fuego, blanco-tinto...

      Y el juego de los opuestos podría seguir y seguir (es un buen recurso para componer canciones, les cuento) pero si prestan atención, como conector entre ambos solo usé un guión. ¿Se pusieron a pensar cuantos conectores podríamos tener?: y, o, con, sin, por, y puedo seguir si quieren.

      Entonces, antes de irme por las ramas como siempre, miren como cambia nuestro camino usando un conector u otro: blanco o negro, blanco y negro, blanco con negro, blanco sin negro, blanco por negro. ¿Es lo mismo?

      Esto me hizo acordar a algo que siempre respondía el maestro Atahualpa Yupanqui cuando le iban a servir vino y el mozo le preguntaba: ¿blanco o tinto? A lo que el maestro respondía: ¿por que ó?

      Me gustaría explayarme un poco más respecto a la primera parte de esto que les dije acerca de buscar por lo menos 7 opciones a todo, pero lo haré de aquí a 15 días, así que hoy quiero redondear con esta segunda parte de esta "charla", por así llamarla.

      Si solo tuviéramos o tuviésemos dos opciones y no más que eso, que tal si tomamos nuestra guitarra, cortamos 5 cuerdas, y solo dejamos una sola. Pueden elegir la que más les guste. ¿Vienen bien? ¿Ya cortaron las cinco cuerdas restantes? Ok, pues ahora solo tenemos una cuerda y miles de opciones -que da para otra charla- pero vamos a centrarnos solamente en 2 (¡dos!): ir hacia adelante o hacia atrás, lo que sería musicalmente subir o bajar de altura... ¡Ah! y no vale la tercera opción, que sería quedarse repitiendo una nota. Y no vale la excusa de: "porque me gusta como suena" ni la de "porque tengo dudas de que hacer al instante siguiente".

      En definitiva y ahora poniéndome un poquito más "cabezón": desde la cuerda al aire que no hayamos cortado, que es la única que tenemos para usar, hasta el casillero XII que en las guitarras clásicas coincide con la última barrita de bronce o alpaca colocada por el luthier o el empleado de una fábrica china justo donde está por comenzar la caja de nuestra guitarra. Desde esa cuerda, tocada o pulsada al aire sin pisar en ningún traste hasta el traste o casillero XII que ya les dije, tenemos lo que en música se conoce como UNA OCTAVA. Entonces, sin meterme de lleno en la primer parte de la charla sobre las 7 posibles opciones para cada situación o decisión a tomar, vamos a quedarnos con ese maravilloso número que es el 7 (y a propósito de esto, se animan a dejarme comentarios de todo lo que encuentren relacionado con este número... y no valen los enanitos de Blancanieves que los acabo de decir) ¡y piensen cuantas escalas (que no sean pentatónicas o exatonales) tienen 7 sonidos!.

      Y si, vieron que son muchas pero claro, aprendiendo tres o cuatro "dibujos" o "patterns" de como tocarlas en las seis cuerdas y a lo largo de todo el diapasón somos más rápidos que Fangio, Messi y el bicho que nunca pudo alcanzar el Coyote en los dibujos animados.

      Ahora les propongo un JUEGO, que de eso se trata lo que hablamos el otro día: PLAY. Vamos a jugar con la guitarra y, como tenemos una sola cuerda y nada más que esa sola cuerda, juguemos al equilibrista. No hay arriba, tampoco abajo (menos si somos equilibristas) tampoco a los lados o los costados. Solo adelante-atrás, adelante y atrás, adelante o atrás. adelante por atrás, adelante con un atrás y a la vez todo lo contrario... pero no más que esas dos opciones.

      Lo primero sería jugar o tocar con algo así:



      Lo segundo, sería también hacerlo, pero siguiendo algunas de estas 400 bases, pistas o backing tracks para improvisar...



      Lo tercero, no se olviden de conseguir y hacerse de una buena base de datos sin depender de búsquedas en internet de todo lo relacionado con el número 7 (ya les explicaré en la próxima charlita para que se lo pido) y sobre todo ¡seguir tocando y ser felices todos los días!

      ¡Nos vemos!.

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©