Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Crítica: Blue and Lonesome de The Rolling Stones Flipboard

      tema dedicado a mi padre.-blue.gif
      Disco de la semana


      Por Josue Fonseca.

      Haciendo un breve repaso, los Rolling Stones empezaron siendo un grupo totalmente blusero, con un sonido de rock clásico añejo, haciendo en sus primeros discos covers y ofreciendo su propio sonido blues: británico, desenfado y enérgico. Luego pasaron a tomar influencias del rock psicodélico, que los llevó a su época más representativa; después un poco de la música disco en Some Girls y de forma mas evidente en Emotional Rescue. Con la época de Undercover y sus posteriores discos, cayeron en un lió del que supieron como salir, no sin problemas. Muchos no recuerdan hoy en día lo que el lanzamiento del álbum Undercover de 1983 significó para los Rolling Stones, y es que la mayoría de bandas pasan en algún momento por una época fatídica y poco memorable, y los Stones no son la excepción. Se trata de un álbum bastante ligado a la era MTV y del New wave. Jagger buscaba encarecidamente "actualizar" el sonido de la banda al de la época, mientras que Richards se oponía a esa idea con todas sus fuerzas. La disputa de poder quedo impregnada en el álbum, que se convirtió en una mezcla poco consistente entre el hard rock y la música dance, y al final el propio Jagger admitiría que se trata de uno de los trabajos más débiles del grupo. Desde entonces los Stones continuaron con una mala racha pues su siguiente álbum, Dirty Work, mostraba el mismo problema. La disputa entre Jagger y Richards ocasionó que el grupo se tomará un tiempo. Jagger lanzo su segundo álbum en solitario (su carrera como solista, por cierto, empezó a mediados de los ochentas siendo una de las razones de la disputa) y se enfrento a un fracaso rotundo, mientras Richards inicio su carrera como solista a la vez.
      El grupo volvió pero no fue sino hasta Voodoo Lounge, lanzado en 1994, que la banda disfruto tanto de la aceptación de sus fans como de los críticos y del público, siendo un éxito comercial.

      Ahora presentan su nuevo disco, Blue & Lonesome, como ya os anunciamos en este artículo, el cuál vuelve a las raíces del grupo. No a sus discos más emblemáticos y representativos como muchos pensarán, sino a la época de sus primeros y nos lleva directamente a 1964.

      El disco en cuestión es, probablemente, uno de los mejores del blues de este año.
      Desde el primer tema demuestran su intención de llevarnos directamente a la época del legendario Howlin' Wolf, el atrevido e irreverente Little Walter, y Willie Dixon, cuyas composiciones son simplemente inigualables y se han convertido en clásicos del blues.
      Son éstos tres artistas quienes forman parte del repertorio del álbum pues los Stones, al igual que en sus inicios, presentan un disco hecho totalmente de covers. Y es que en el momento el que se encuentran ahora no necesitan hacer nuevas composiciones, sus conciertos pueden mantenerse airadamente con sus temas de siempre.

      Además, temas de este álbum como Ride ‘Em On Down (sabiamente elegido como single), con un vídeo excelente que nos recuerda a la libertad salvaje de la década de los 50 y 60 americana, pasarán a ser obligatorios en sus conciertos, pues presentan el espíritu del grupo y su energía: no se trata de un álbum que toma un estilo que los Stones hayan tenido que asimilar para esta ocasión, se trata de un estilo que ellos ya dominaban, sus raíces, y en donde se mueven como peces en el agua.



      Sobre las habilidades de cada uno, Jagger ofrece un trabajo magistral con su voz (se luce en All of Your Love) y también demuestra un virtuosismo tremendo con la harmonica, dando pinceladas de luz con ella en cada tema. Richards se limita a tocar los típicos patrones pentatónicos, no se hace presente con su voz como es habitual en algunos discos de la banda, y aporta su clásico tono rítmico que lo ha convertido en una joya entre los guitarristas. Ronnie Wood por su parte aporta el tono oscuro a los temas con el uso del vibrato, el cual sabe usar muy bien -y no precisamente de ahora-. Y qué decir de Charlie Watts... a sus 75 años sigue siendo un fantástico baterista.

      Como invitado especial tenemos a Eric Clapton, viejo amigo del grupo. Primero aporta un sutil uso del slide en Everybody Knows About My Good Thing y luego destaca en I Can't Quit You Baby, ya que demuestra que su interpretación del blues es diferente a la del grupo tratándose de un blues más serio y formal, pero que de alguna forma compagina con el sonido bruto y salvaje del grupo.

      Interpretaciones como las de Little Rain y Hoo Doo Blues muestran un blues formidable, con el estilo que tendría un músico de blues al que el propio grupo admiraría, y en donde demuestran una maestría y majestuosidad en el arte de dominar el blues. Una demostración de talento que no se basa solamente en el rock festivo y sensual que los caracteriza.

      Hay que mencionar que el álbum esta lejos de sonar como un intento del grupo por sonar -valga la redundancia- a como eran al principio: suena como un disco hecho para demostrar que el talento del grupo aun existe, que sus raíces siguen ahí y no se han extinguido. Quizá un golpe en la mesa diciendo: ahora hacemos lo que nos gusta. A pesar de ser un grupo cuyo éxito recae sobre conciertos en los que a una edad bastante avanzada pretenden tocar los mismos temas que tocaban de mejor forma en su juventud, siendo sinceros, ellos han crecido, sus interpretaciones ya no son las mismas, pero con este álbum muestran como siguen siendo leyendas vivientes, que simplemente han madurado, han envejecido.


      Sin embargo, si algo puede no gustar a algunos fans del grupo, es precisamente la ausencia total de rock más rápido y comercial en el álbum, de aquel estilo rockero que sigue cautivando a la gente y representa tanto a la banda. Si bien el rock es una evolución del blues, el sonido del álbum es más vintage y blusero. Aquí lo que hacen es mostrar el estilo stoniano para interpretar el blues; una vez asimilado eso, no hay excusa que nos impida disfrutar de la calidad de este álbum, que es en mi opinión uno de los mejores de los Stones, a pesar de no ser más que covers. Es un punto mas para la carrera del grupo, y nos recuerda por que son lo que son.

      [
      Blue & Lonesome
      (para comprar pulsa sobre la imagen)

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©