Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Top 10: álbumes de grandes guitarristas que pasaron desapercibidos en 2016 Flipboard

      Más bien tarde... pero me presento... que ya era hora!!!-top10.jpg

      Tops Musicales


      Por Josué Fonseca.

      2016 ha sido un año con muy buenos álbumes hechos por grandes guitarristas o por grupos que dan gran importancia a la guitarra pero que, desgraciadamente, no han tenido el éxito ni el reconocimiento global que merecen. Es un mal endémico de la guitarra en los últimos tiempos: son álbumes que en su mayoría solo conocen los fans -casi todos guitarristas- o seguidores del mundo de la guitarra o de los estilos específicos en donde se desenvuelven, con muy poca repercusión fuera de esos ámbitos.
      Como pensamos que la calidad de estos músicos está más que contrastada y que merecerían una mejor posición y reconocimiento, y estamos un poco aburridos de que sólo se de reconocimiento a los cantantes -aunque la música que tengan detrás de la voz sea pésima en muchos casos- he aquí un Top de 10 álbumes de grandes guitarristas que pasaron desapercibidos en 2016.




      10.
      Theme From a Perfect World - Andy Timmons

      El álbum muestra un tono alegre y positivo en cada tema, siendo ese quizá y en mi opinión uno de los aspectos menos favorables por lo repetitivo que puede hacerse al principio. Sin embargo, la habilidad y destreza sonora con la que Timmons le da belleza a cada tema es innegable. A pesar de ese comienzo que puede parecer algo flojo y por momentos monótono, no son más que calentamientos. Los últimos cinco temas del álbum se mueven con un feeling y una habilidad ciertamente impresionantes.
      No se trata del mejor de sus álbumes, pero el guitarrista de Indiana se asegura de que esté al nivel del resto de su discografía, y nuevamente nos muestra su talento.









      9. The Last Stand - Sabaton

      Si bien ni es un álbum puramente de guitarristas, sí es un excelente álbum powermetalero adornado con las geniales guitarras de Chris Rörland y Thobbe Englund. Y digo "adornado" porque los principales protagonistas de este álbum son los teclados; pero aún así las guitarras se las arreglan para actuar junto a ellos y lograr en conjunción riffs exquisitos.
      Los temas muestran una banda sueca en la mejor etapa de su carrera, banda que se está dando a conocer gracias a sus actuaciones en vivo y giras por distintos festivales. Si bien la banda es famosa en ambientes metaleros, es curioso que no sea una banda más reconocida a nivel general, dado que tienen una gran cantidad de álbumes en su haber. Este trabajo es una excelente pieza que pasa a engrosar su ya extensa discografía.








      8. Book of Shadows II - Zakk Wylde

      El álbum más serio y maduro de La Bestia, con solos inspirados y llenos de sentimiento. En esta ocasión abandona su estilo Hard Rock-Metalero para mostrar una faceta más personal, con ritmos y giros del rock sureño. Nos entrega lo mejor de su voz -que no es que sea tampoco excelente pero que ha ido mejorando con los años- logrando transmitirnos con ella una sensación melancólica.
      Sleeping Dogs, Harbors of Pity y Lost Prayer, son tres de los temas con los que Wylde muestra su gran talento como solista.








      7.
      Country For Old Men - John Scofield

      Álbum enteramente instrumental en el que Scofield nos deleita con su guitarra llena de puro jazz, y nos da temas tan buenos como su interpretación de Jolene, o su versión frenética de I'mSo Lonesome I Could Cry.
      Además, no sólo nos muestra una guitarra con maestría, nos otorga una banda completa llena músicos talentosos. Este podría ser uno de los mejores álbumes de jazz del 2016.








      6. The Last Hero - Alter Bridge


      Desde su primer tema este álbum nos demuestra la química entre las guitarras de Myles Kennedy y Mark Tremonti, empezando con un solo melódico de Kennedy y pasando a la rápida sección rítmica de Tremonti, para entrar después en un desenfrenado solo.
      La voz de Kennedy no decepciona, la voz única a la que nos tiene acostumbrados, mientras que Tremonti luce sus habilidades de principio a fin. Lo más duro del álbum llega con The Other side e Island of Fools, donde las guitarras con distorsión reinan mientras Scott Phillips hace de las suyas con la batería y la voz de Kennedy nos lleva a lo mejor de lo mejor del rock pesado del 2016.








      5. The Madness Of Many - Animals as Leaders

      Probablemente se trata de un disco polémico entre los fans del grupo, ya que aquí abandonan su estilo pesado tan característico, y pasan a algo más experimental. El trío sin embargo produce composiciones tan complicadas que son un reto para tocar en vivo y que dejan al oyente maravillado, temas como Arithmophobia y The Glass Bridge dan un festín auditivo, pero es con Aepirophobia con la que se puede llegar a escuchar tanto fuego artificial que, simplemente, pierdes la cabeza. Si bien Tosin Abasi deja los pesados riffs, demuestra un gran nivel de maestría en temas como ese en donde, junto a Javier Reyes, son capaces de desplegar una habilidad tremendamente ecléctica y versátil. Si bien puede resultar difícil aceptarlo, Abasi, Reyes y Garstka mutan por completo en cada álbum, y lo han hecho en esta ocasión con un majestuosidad envidiable.








      4. Ash and Ice - The Kills

      Jamie Hince, una verdadera joya entre los guitarristas actuales aunque lamentablemente infravalorado, sufrió la perdida de movilidad de uno de los dedos de su mano izquierda debido a un accidente. Sin embargo, al conocer la historia del gran Django Reinhardt, obtuvo la inspiración necesaria para hacer un nuevo álbum junto a su compañera y amiga Alison Mosshart, después de tener que "aprender nuevamente a tocar la guitarra" según sus propias palabras.
      Desde el primer tema, Hince demuestra su excelencia con los riffs, que le dan un toque rockero y salvaje a cada canción. Parece increíble pensar que ha tenido que afrontar una pérdida tan grande y que ahora muestre en su regreso varios de sus mejores riffs, como si sólo hubiera regresado con más inspiración después de unas simples vacaciones.
      La voz de Mosshart, una de las voces más versátiles del rock actual que puede pasar desde una voz brutal, dura y rasposa -como la de su banda paralela The Dead Weather-, hasta la voz delicada y armoniosa presente en la mayoría de discos de The Kills, es simplemente fascinante. La voz en este disco es, a diferencia de discos anteriores, la de una mujer mas madura y grave. Quedan reflejados los 37 años de la cantante en la producción, el paso de los años; eso parece darle, de forma paradógica, un toque nuevo a este álbum. El dúo muestra un trabajo sólido, admirable tanto para fans como críticos y que sin duda merece más atención en la escena del rock actual.







      3. EJ - Eric Johnson

      En esta ocasión el talentoso Eric Johnson deja por completo de lado y todo rastro de una guitarra eléctrica y trae consigo un álbum totalmente acústico, donde deja de presentar todo lo que conocemos de él, renovándose con maestría en un álbum dónde muestra que su talento no se limita a sólo la guitarra eléctrica.
      En piezas como Serinidad demuestra pura maestría con la acústica. Con Wonder, su talento como baladista y en Scarborough Fair su forma particular de hacer covers.
      Es un álbum que busca trasmitir tranquilidad y paz de principio a fin, de esos que te dejan tranquilo y relajado con solo unos temas.
      Para los fans de Johnson que busquen ver otro álbum suyo donde se encuentre su característico tono o sonido con la guitarra eléctrica, este EJ les podría resultar una pastilla difícil de tragar; pero después de escuchar los temas entenderán que se trata de un álbum que da un aire fresco a la discografía de Johnson. Incluso me atrevería a decir que termina de coronar al guitarrista de Austin como uno de los más versátiles y talentosos de las últimas décadas.







      2. I Still Do - Eric Clapton

      Lo primero que hay que comentar sobre este álbum es su portada, a simple vista insignificante. Si miramos con atención, veremos que es un retrato del actual Clapton que capta, con bastantes detalles, como éste ha envejecido. Ya no es el joven rockero con bigote y cabello largo que era en Cream, o el barbudo solista que interpretaba el blues mientras peleaba contra sus adicciones: ahora es un hombre de setenta y un años, con anteojos o gafas, ropa sencilla y una mirada que refleja el paso del tiempo. Es todo eso lo que podemos ver en la portada, y lo hace de una forma que pareciera que el propio Clapton tratará de mostrarnos, con cierta dignidad y orgullo, como ha sido el paso de los años para el.
      Sobre el álbum, hay que mencionar también la misteriosa aparición de Angelo Mysterioso, un seudónimo usado por el fallecido Beatle George Harrison para contribuir en secreto en el tema Badge de Cream. Su amistad con Clapton esta llena de muchas historias y anécdotas, desde haber peleado por la misma mujer hasta haber grabado juntos la gran While my guitar gently weeps, tema legendario de los Beatles. La cuestión es, ¿quién se atrevió a usar su seudónimo? pues es en realidad no existe una respuesta clara para esa pregunta, ya que el propio Clapton a dicho que nunca revelará la identidad de esa persona, aunque si se ha encargado de negar que sea algún tema que grabó con Harrison cuándo este estaba con vida. Si bien sospechan que la colaboración sea del hijo de Harrison, Dhani, nada a sido confirmado.
      El álbum en cuestión, muestra un lado más suave de Clapton y diferente, evade caer en un cliché de sus propios álbumes anteriores, esta vez la mayoría de los temas tienen un uso extenso del slide y un toque mas suave, tanto en su voz como en la ausencia del tono blues rock que tanto caracterizaba a Clapton en sus trabajos más célebres.
      La dinámica del álbum es mostrar un blues más clásico, más relajado, más adecuado a la edad actual de Clapton. Lo curioso, es que lo logra perfectamente.
      Desde su primer tema, Alabama Blues Woman, trasmite, mediante el uso del slide, un blues eléctrico clásico; después con I Will be there pasa a la guitarra acústica y es acompañado por la joven voz de nuestro invitado misterioso (cosa que alimenta más los rumores que se trate de Dhani Harrison), un tema bien logrado, cantable y hecho al estilo de Change the World, notable canción acústica que se convirtió en uno de los temas más populares y exitosos de su discografía.
      Con Spiral, Clapton hace uno de los mejores temas de este álbum, fue elegido como single y muestra un blues lento, sutil y elegante, para luego con Cypress Grove dar un blues más movido y pesado, con un uso notable del slide.
      Little Man, You've Had a Busy Day Da lo mejor de Clapton con la acústica. Tema hecho con tanta simpleza y fluidez que al oírlo puedes imaginártelo sentado en una silla, tocando cerca del micrófono mientras canta. Con Stones in My Passway no podía faltar un tema de Robert Johnson, cuya música Clapton parece amar con todas sus fuerzas. Toca con audacia y ritmo el slide, aunque la duración del tema se queda algo corta.
      El álbum esta por terminar y Clapton se despide a ritmo de piano con I'll Be Seeing You, donde termina de demostrar como optó en este trabajo por darle más prioridad al sonido y la esencia de la música que a la guitarra y los solos. Utiliza la guitarra con sutileza, le da un uso mas de acompañamiento demostrando su capacidad para producir un álbum digno de una leyenda que parece querer hacer música más a su antojo, sin forzarse a si mismo a pretender que la edad no ha pasado por él mismo. Te demuestra, al igual que la portada, como ha envejecido sin avergonzarse de ello.







      1. Loud Hailer - Jeff Beck


      Este es uno de los mejores trabajos que Jeff Beck ha realizado en los últimos años.
      Si algo nos a demostrado Beck con el paso de los años, es que es un guitarrista sumamente ecléctico, en busca de un sonido diferente cada vez que se le antoja, y este álbum es muestra de ello.
      Desde temas electrónicos con pequeñas dosis de blues rock hasta temas de rock pesado, temas Soul y funk..... Todo este álbum es una muestra de cómo el guitarrista británico nos lleva a un paraíso, su propio paraíso, donde el toca lo que quiere y como quiere.
      Pull It es un tema brutal basado en música electrónica, mientras que Shame es un tema de pura música Soul.
      En Edna hace un corto tema instrumental, que te deja deseando que hubiera durado más, y en O.I.L. (Can't Get Enough of That Sticky) deja que el funk se apodere de el.
      Lo que hace en este álbum es tan sorprendente que te deja pensando, ¿hay algo que este tipo no pueda hacer? y todo sin sacrificar su sentido de musicalidad, sin tomarse en serio el tema de lucirse con la guitarra y simplemente utilizar su talento para lo que el mejor sabe hacer: darle un festín auditivo al oyente. Hay que mencionar también que participa en la creación de las letras de las canciones, que de por sí muestran mucho talento. Es increíble pensar que Beck sigue conservando su talento como compositor y guitarrista pasados los 70 años de tal forma, sin duda este trabajo merece el puesto numero uno por su impresionante calidad, diversidad y originalidad por parte un guitarrista que ha aporta ya bastante en su carrera. Una leyenda viva infravalorada por las masas que con 70 tacos es capaz de seguir innovando.




      Información y copyright © de GuitarBEND.com

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©