Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Homenaje a Lemmy Kilmister, líder de Motörhead Flipboard

      Uno Mas-lemmy-2_2011_3536640b.jpg

      Monografías, entrevistas y documentales


      No podemos dejar pasar la ocasión de homenajear a una de las grandes estrellas del heavy metal, Lemmy Kilmister, líder de Motörhead, quienes durante décadas se constituyeron como una de las bandas de metal más reconocidas y laureadas de todos los tiempos. El músico, representante del antagonismo al estereotipo del caballero inglés, nació en nochebuena y murió el día de los inocentes de 2015, dejando un gran vacío en nuestros corazones, y una marca indeleble en nuestro recuerdo.

      Los orígenes musicales de Lemmy se remontan a los años 60 y 70 con bandas de bajo calado comercial, hasta que pasa a formar parte de Hawkwind, grupo de spatial rock que mezclaba un sonido lisérgico y psicodélico, influenciado por el consumo de drogas de sus miembros, con la crudeza de heavy metal. Es allí donde su desempeño con el bajo y su aparición esporádica en las voces, además de las tareas de composición, alzan a Lemmy como una estrella del underground, aunque con un meritorio éxito comercial, y lo sitúan en el firmamento de las estrellas del rock.

      Uno Mas-dc34be86a797e0218676abdae83e284d.jpg

      Lemmy publicó 3 discos con la banda, hasta que fue detenido y encarcelado por consumo y posesión de anfetaminas. Durante su estancia en la prisión, y sin previo aviso, la banda le sustituyó por otro músico. Paradójico, tratándose de un grupo nacido de la experimentación con las drogas duras, aunque el legado de Lemmy en el grupo incluye sus mayores éxitos musicales, llegando a auparse al número 3 con el tema Silver Machine, número 3 en la lista de ventas.


      En 1975, tras salir de la cárcel, en la que permanece un tiempo fugaz, Lemmy decide formar otra banda, que originalmente se llamaría Bastard, (posteriormente Motörhead titularía de la misma forma uno de sus discos) para cambiar posteriormente, por recomendación de su productor, el nombre por el del último tema que había compuesto para Hawkind, Motörhead, nombre que se usa en jerga de drogadictos para hablar de los consumidores de anfetaminas, entre los que el propio Lemmy se encontraba.
      Pronto la formación original del trío cambia para incorporar al guitarrista Eddie Clarke y a Phil Taylor, mítico batería de Motörhead a lo largo de 2 épocas hasta su muerte, uno de los percusionistas más enérgicos y carismáticos del rock y el heavy metal.

      Uno Mas-vinilo-motorhead-iron-fist-usa-sellado-5401-mlc4967100194_092013-.jpg

      Si bien Motörhead han sido catalogados tradicionalmente como un grupo de heavy metal con influencias del thrash y del speed, el propio Lemmy consideraba a la banda como una formación de rock clásico, y no le faltaban motivos. No sólo por los constantes guiños a temas clásicos de rock and roll, sino porque, tras el sonido crudo y pesado y el característico bajo con distorsión y la voz rota y ajada de Lemmy, los riffs y los ritmos de Motörhead siempre fueron fieles a una época más antigua que ellos mismos, preservando la energía de los clásicos y fundiéndolos en una amalgama de rabia y energía desbordante.

      Las letras son también características del rock, haciendo especial hincapié en las duras giras y la vida en la carretera como habían hecho las bandas de los años 60 y 70, con constantes referencias (no tan encriptadas como las de Bowie o Dylan) al alcohol y el consumo de psicotrópicos, al igual que han hecho leyendas del rock como Aerosmith, los Rolling Stones o The Beatles, el grupo que llevó a Lemmy a tocar el bajo, y atacando frontalmente los cimientos de un sistema en el que los poderosos juegan con los débiles a su antojo. Motörhead y Lemmy siempre enarbolaron la bandera de la lucha de clases, siendo hasta nuestros días una de las pocas bandas realmente contestatarias que quedaban. Millonarios, pero con una vida en la que, probablemente, el exceso que menos importaba, era el dinero, el propio Lemmy tenía una vida poco dada a los yates de lujo y otras excentricidades del rock, y prefería dedicar tiempo a los bares y cantinas que adoraba.


      Los primeros años de vida de Motörhead no fueron fáciles. Hasta la grabación, en 1977, de su primer álbum homónimo, estuvieron a punto de desaparecer por falta de éxito en diversas ocasiones. La prensa se cebaba con ellos, considerando que eran una banda sin ningún tipo de futuro ni calidad (llegando a ser galardonados como "la peor banda del mundo), y el trío estuvo a punto de desaparecer. Los conciertos no terminaban de cuajar, con actuaciones muy irregulares y sin continuidad. Sin embargo, su opera prima alcanzó el top 50 en la lista de éxitos británica, situándoles en el camino al éxito. Una vez más, crítica y público no parecían coincidir.

      Con la confianza por las nubes, y aprovechando pequeños contratos en televisión y radios, Motörhead decidieron grabar su segundo LP, que a la postre sería recordado como uno de los mejores discos de rock, fusionando elementos tan dispares como heavy metal y punk. Hablamos de Overkill, uno de los discos más influyentes de finales de la década de los 70, que se contrapone claramente a la tendencia al alza del rock más virtuoso y elaborado que hacían bandas como Van Halen.


      A partir de ese momento, la banda publica discos en una linea ascendente de éxito comercial y se convierte en top de ventas en el Reino Unico con Bomber y On Parole, hasta alcanzar su mayor éxito de crítica y público con Ace of Spades en 1980. Con un estilo tan seco y crudo como siempre, dominado por los riffs rápidos y una base rítmica contundente, el LP alcanzó el puesto número 4 en el Reino Unido, algo impensable unos años antes.
      El último gran éxito de la banda en esta era, considerada la mejor por crítica y fans, fue Iron Fist.

      La banda siempre mantuvo un éxito notorio, con varios LPs en el Top 30, aunque claramente su desempeño se vio mermado por los constantes problemas con las discográficas y por los cambios de formación que sucedieron al abandono de Eddie Clarke tras Iron Fist, por motivos de integridad musical, al considerar que Motörhead se estaba alejando de su estilo al grabar versiones diferentes a su estilo habitual. Diversos músicos pasaron por los puestos de la guitarra y la batería y la formación de trío se convirtió en cuarteto durante diversos años, aunque desde finales de la década de los 90, Motörhead recuperó la fuerza escénica y se convirtió en una máquina de llenar salas, con un sonido apisonador, y alcanzó de nuevo su status de grupo estrella, llenando portadas y generando enormes expectativas y llegando a ganar un grammy. Además, dejó un directo para la posteridad, No Sleep 'til Hammesmith.


      Los últimos años de Lemmy no fueron fáciles. Por problemas graves de salud, que incluían hipertensión severa y diabetes, se vio obligado a abandonar sus "vicios" preferidos, el alcohol y las drogas. De igual forma, tuvo tiempo de colaborar con otras estrellas del rock, como Slash, Inesperadamente, su fallecimiento fue ocasionado por un agresivo cáncer que fue diagnosticado apenas 2 días antes de su muerte, generando en España la falsa idea de que su muerte era una broma de mal gusto en el Día de los Inocentes, una tradición cultural en la que se gastan bromas que incluyen a los medios. Sin embargo, no se trataba de ninguna broma.

      Lemmy fue el motor de Motörhead a lo largo de 40 años, y su vida estuvo marcada por el compás de la música durante 5 lustros. Además, participó en documentales como Lemmy, e incluso fue protagonista del videojuego Brutal Legend, en el que prestó su propia voz. También escribió una biografía, White Line Fever. Nos gustaría despedirnos de él con unas palabras de sus cosechas que demuestran que, al menos, se marchó habiendo disfrutado de ésta efímera existencia. Tal vez, nunca fue consciente de hasta qué punto su vida se había convertido en una leyenda que permanecerá durante años.

      "No tuve una vida importante, pero, al menos, fue divertida"

      Uno Mas-aqevv8l.jpg


      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©