Tu usuario o correo electrónico:
¿Ya tienes una cuenta?
¿Olvidaste tu contraseña?
  • Inicia Sesión o Regístrate

    • Las lesiones, el gran enemigo del músico. Prevención y consejos Flipboard

      Cracked mind-prevencion-consejos.jpg

      Artículos de opinión y ensayos

      Por Manuel Báez.

      L
      AS LESIONES

      EL GRAN ENEMIGO DEL MÚSICO


      Una lesión no es una molestia pasajera para un músico, como no lo es para un deportista de élite o en general para cualquier labor profesional. Si no se cura a tiempo y, sobre todo, si no se frenan las causas de la misma, es muy probable que esa lesión se repita, llegando a cronificarse y a limitar severamente nuestra actividad, e incluso, en casos extremos, acabando con la carrera de un músico y siendo un estorbo para su vida diaria. No debemos dar a las lesiones menos importancia de la que tienen realmente, sobre todo, ante el riesgo de que terminen siendo incapacitantes.

      Evidentemente, existen lesiones sobre las que no tenemos ningún control, pero otras sí que pueden mitigarse, prevenirse o evitarse. Quienes hemos sufrido lesiones como la tendinitis, la tenosinovitis, contracturas... sabemos el riesgo de las mismas cuando no nos cuidamos bien.
      Pero antes que afrontar una lesión, para lo cual debemos acudir a un especialista y seguir las indicaciones médicas, lo verdaderamente importante es aquello que a muchos no nos enseñaron: prevenir las lesiones.
      Para ello, es conveniente conocer los factores que influyen en el estado de nuestros músculos y tendones, de forma que podamos variar rutinas que pueden perjudicar nuestra salud, así como las lesiones más comunes para un guitarrista.

      En cuanto al tipo de lesiones, las musculares, articulatorias y tendinosas son las más típicas. Casi todas ellas derivan de las llamadas "LER", Lesión por Esfuerzo Repetitivo, que resultan de la repetición o reiteración de movimientos iguales o similares. Pensemos que un músico puede llegar a repetir un movimiento miles de veces al día, en ocasiones, incluso a lo largo de unos minutos.
      El cuerpo humano no está preparado para esa repetición, que altera nuestros tejidos hasta, en muchos casos, resultar incapacitante. Los tendones se inflaman, provocando una limitación de los movimientos, los músculos se acortan o se elongan, etc. Cuando ésto ocurre, la afección puede extenderse a diferentes partes del cuerpo, como el cuello, los hombros o la espalda.
      En el caso de los músculos, son comunes las contracturas, aunque debemos tener cuidado con los síntomas de agotamiento y las roturas fibrilares.

      Antes de los factores, debemos tener claros dos elementos a instaurar en nuestra rutina de estudio: calentamiento y estiramiento. El estiramiento, al contrario de lo establecido en la creencia popular, es más importante durante la sesión de práctica si ésta se prolonga y, sobre todo, al final de la misma, para que los tendones se acorten de forma progresiva y se relajen los tejidos blandos. Deberíamos hacer estiramientos de 10-15 segundos que incluyan muñecas, bícepts, tríceps, hombros, cuello...
      En cuanto al calentamiento, consiste en movimientos suaves, pequeños masajes en las manos y brazos y, sobre todo, comenzar tocando a un ritmo lento durante unos minutos, subiendo la intensidad de forma muy gradual. En caso contrario, tocaremos en frío y estaremos forzando nuestro cuerpo.
      Los descansos en las rutinas son también cruciales. Al menos 10 minutos de descanso por cada 50 minutos de práctica, que podemos aprovechar incluso para seguir estudiando mientras estiramos (educación auditiva, armonía...).

      Éstos 3 elementos son cruciales para evitar la aparición de lesiones y dolores totalmente innecesarios. No hablaremos aquí de enfermedades nerviosas, pues gran parte de las mismas tienen un origen menos claro, aunque hacer este tipo de ejercicios y rutinas siempre suma.

      Hablaremos ahora de los factores que afectan al físico de un músico y a sus tendones y músculos. Muchos de éstos factores pueden parecer obvios, pero no lo son tanto.


      Factores principales en la salud de un guitarrista

      Horas de sueño -> Las horas de sueño son fundamentales para el mantenimiento físico, pero ésta máxima es aún más importante cuando hablamos de una profesión especializada con un fuerte requerimiento físico. Es difícil cumplir este principio, pero para mantener los músculos y tendones con un bajo riesgo de lesión deberíamos dormir entre 8 y 9 horas al día y de forma regular, con horarios fijos. Esto, en un músico, es mucho más difícil por los horarios cambiantes de conciertos y ensayos, pero deberíamos acercarnos a la situación ideal en el máximo posible.
      Nuestro cuerpo es muy parecido al de un deportista, y ellos saben bien que dormir de forma irregular y escasa es una puerta abierta a las lesiones.



      Posición -> Es común en los guitarristas tomar posiciones encorvando la espalda, no del todo cómodas, o echarnos sobre un sofá o una cama, lo que fuerza la postura de la muñeca. Hemos de evitar estas posturas y tocar de una forma cómoda y lo más funcional posible.
      Aquí sería interesante incluír consejos como deslizar el pulgar con toda la mano, para que no haya que producir un estiramiento que afecte al codo, y no apretar demasiado.
      Hay gente que no apoya en el cuerpo de la guitarra el brazo, con lo que el hombro y el cuello soportan el peso de la mano de la púa, en vilo y sin apoyo, produciéndose también contracturas e incluso protusiones cervicales. Incluso éste elemento influye a la hora de elegir instrumento. Si tocas mucho en directo, o muchas horas (caso de orquestas y verbenas), un instrumento muy pesado puede lesionarte con facilidad.



      Tocar en caliente y terminar bruscamente -> Como hemos dicho antes, empezar a tocar en frío es malo, pero también lo es parar de tocar bruscamente, sin hacer estiramientos que relajen gradualmente los tendones y los músculos. Lo mejor es parar y relajar, para que la actividad no se frene y nuestros tendones se acorten.



      Actividades complementarias -> Hay actividades que por sí mismas son inocuas, pero que en exceso pueden perjudicarnos por no permitir un descanso adecuado para nuestros manos. Por ejemplo, el culturismo o las artes marciales no son actividades nocivas siempre que tengamos en cuenta los tiempos de descanso o no prolongar en exceso las horas de dedicación. Igualmente, deberíamos respetar los principios de calentamiento, estiramiento... Tengamos en cuenta que trabajamos con nuestras manos, la diversidad de actividades puede fortalecer o ser lesiva cuando no existe una medida adecuada.
      Un consejo básico: no vayas al gimnasio nada más terminar de tocar, ni toques tras una sesión de gimnasio. El cuerpo se agota, aunque no lo sepas, y sufre micro roturas y acortamientos por este motivo.



      Dieta -> Aunque no solemos darle importancia (yo mismo no hago dieta), una dieta equilibrada reduce las posibilidades de lesión, mientras que una dieta pobre en vitaminas, colágeno, magnesio y proteinas puede perjudicar la reparación de los tejidos.
      Existen suplementos interesantes, pero siempre debemos tener en cuenta que lo principal es una alimentación que mantenga un equilibrio adecuado. Sin una base adecuada, el descanso permitirá que tus tendones y músculos se recuperen del desgaste, pero no completamente. Recuerda que el cuerpo humano es una máquina biológica en constante cambio, cuya adaptación se produce, principalmente, durante las horas de sueño.



      Estado de forma -> El estado de forma es igualmente importante. Una persona sedentaria tiende a multiplicar sus problemas y puede desarrollar graves problemas de cuello y espalda al sostener un instrumento de pie, o al adoptar una posición inadecuada.
      El deporte en su justa medida siempre es beneficioso. Los tendones inactivos tienden a perder elasticiadad, los músculos pierden potencia y resistencia, y las articulaciones se desgastan al más mínimo esfuerzo. Además de una rutina de estiramiento, siempre es bueno mejorar la condición física e incorporar una pequeña rutina de deporte diario.



      Agotamiento y exceso de actividad -> Las rutinas sin descansos, sin espacios para el estudio no físico del instrumento, y el exceso de actividad siempre favorecen las lesiones. Existe la posibilidad de sobrepasar el umbral de actividad que tolera nuestro cuerpo, cayendo en el llamado sobreentrenamiento, que de nuevo conocen muy bien los deportistas.
      El problema es que una vez alcanzado éste punto, nuestro cuerpo estará agotado y necesitará un espacio de recuperación, por lo que lo ideal es no alcanzarlo. Descansos frecuentes y cabeza fría. La música es una carrera de fondo, no un sprint.



      La letra con sangre no entra -> No toques con dolor, y para si tienes molestias. En el caso de que las molestias sean persistentes, acude a un médico. Tómatelo en serio, una cosa es tener agujetas o cansancio, y otra dolor. El dolor nunca entra dentro de la situación de normalidad, es una indicación de que algo no va bien en tu cuerpo, así que echa el freno.



      Complementos básicos:

      Al terminar de tocar hay varias cosas que podemos hacer además de estirar. Por ejemplo, poner el brazo bajo el grifo y hacer baño de contraste (agua fría y caliente), darte masajes en el brazo y la muñeca, en los dedos, etc.
      En el caso de que tu rutina sea muy larga puedes intentar probar con frío y calor (mejor con bolsas térmicas que con un cubo de hielo).
      Si tienes pequeños problemas, revisa tus tendones, vete al reumatólogo y, de vez en cuando, aunque estés perfectamente, acude a un especialista en fisioterapia.



      Conclusión


      Todos estos consejos pueden parecer difíciles de cumplir o inútiles, pero todos aquellos que hemos desarrollado lesiones crónicas sabemos de su importancia.
      No soy médico, pero he tratado con médicos y fisioterapeutas y las pautas que dan para prevención siempre son las mismas, aquellas que la mayoría no seguimos, bien por desconocimiento, bien por hacer caso omiso. Igual que tú eres el experto con el instrumento, ellos lo son con tu cuerpo, el verdadero causante de que hagas música.

      Comentarios de Facebook



    • Quizás te pueda interesar...


    Sobre GuitarBend
    Magazine Musical, Academia de Guitarra, Red de Músicos, Blogs, fotografía de concierto y foro de Guitarra por y para los guitarristas profesionales y amateurs.

    GuitarBend.com es un Magazine y red de guitarristas y músicos integral dedicada a nuestra mayor pasión: la música.
    Nuestros colaboradores:

    Colaboradores de GuitarBEND.com: Barbarella Vinyls Podcasts

    GuitarBEND.com © since 2014.
    GuitarBEND.com 2016 ©